exhortación apostólica christifideles laici

Y para actuar con fidelidad a la voluntad de Dios hay que ser capaz y hacerse cada vez más capaz. Ya en el Antiguo Testamento los profetas recurrieron a la imagen de la viña para hablar del pueblo elegido. by otravezaqui in Types > Presentations, religión e laicos Jesús continúa: «Yo soy la vid; vosotros los sarmientos» (Jn 15, 5). Siempre es el único e idéntico Espíritu el que convoca y une la Iglesia y el que la envía a predicar el Evangelio «hasta los confines de la tierra» (Hch 1, 8). Esto exige que los fieles laicos estén cada vez más animados de una real participación en la vida de la Iglesia e iluminados por su doctrina social. Cf. Es un compromiso que sólo puede llevarse a cabo adecuadamente teniendo la convicción del valor único e insustituible de la familia para el desarrollo de la sociedad y de la misma Iglesia. II, Dec. sobre la actividad misionera de la Iglesia Ad gentes, 20. 3. La razón fundamental que exige y explica la simultánea presencia y la colaboración de los hombres y de las mujeres no es sólo, como se ha hecho notar, la mayor significatividad y eficacia de la acción pastoral de la Iglesia; ni mucho menos el simple dato sociológico de una convivencia humana, que está naturalmente hecha de hombres y de mujeres. Pero también están llenos de inquietudes, de desilusiones, de angustias y miedo del mundo, además de las tentaciones propias de su estado»[171]. 27. En dicho documento magisterial, se sitúa al … La lectura de la Carta Mulieris dignitatem, también por su carácter de meditación bíblico-teológica, podrá estimular a todos, hombres y mujeres, y en particular a los cultores de las ciencias humanas y de las disciplinas teológicas, a que prosigan el estudio crítico, de modo que profundicen siempre mejor —sobre la base de la dignidad personal del varón y de la mujer y de su recíproca relación— los valores y las dotes específicas de la femineidad y de la masculinidad, no sólo en el ámbito del vivir social, sino también y sobre todo en el de la existencia cristiana y eclesial. [109] Conc. La comunión eclesial es, por tanto, un don; un gran don del Espíritu Santo, que los fieles laicos están llamados a acoger con gratitud y, al mismo tiempo, a vivir con profundo sentido de responsabilidad. 10, 64. De este modo, sólo captando la misteriosa riqueza que Dios dona al cristiano en el santo Bautismo es posible delinear la «figura» del fiel laico. La familia es la célula fundamental de la sociedad, cuna de la vida y del amor en la que el hombre «nace» y «crece». Jesús les quiere, como a todos sus discípulos, sal de la tierra y luz del mundo (cf. En el mismo sentido se ha expresado el nuevo Código de Derecho Canónico[77]. Hablando de la «devoción», es decir de la perfección cristiana o «vida según el Espíritu», presenta de manera simple y espléndida la vocación de todos los cristianos a la santidad y, al mismo tiempo, el modo específico con que cada cristiano la realiza: «En la Creación Dios mandó a las plantas producir sus frutos, cada una "según su especie" (Gn 1, 11). La Iglesia, en efecto, es dirigida y guiada por el Espíritu, que generosamente distribuye diversos dones jerárquicos y carismáticos entre todos los bautizados, llamándolos a ser —cada uno a su modo— activos y corresponsables. Madurar continuamente . Vat. Esto resulta particularmente cierto en el contexto de una sociedad pluralista y fraccionada —como es la actual en tantas partes del mundo—, y cuando se está frente a problemas enormemente complejos y difíciles. Pero esto no basta; es necesario además conciliar la práctica de la devoción con las fuerzas, con las obligaciones y deberes de cada persona (...). Partícipes del oficio sacerdotal, profético y real de Jesucristo. Con la presente Exhortación deseo invitar nuevamente a todos los fieles laicos a releer, a meditar y a asimilar, con inteligencia y con amor, el rico y fecundo magisterio del Concilio sobre su participación en el triple oficio de Cristo[22]. En la participación en la vida y en la misión de la Iglesia, la mujer no puede recibir el sacramento del Orden; ni, por tanto, puede realizar las funciones propias del sacerdocio ministerial. exhortaciÓn apostÓlica post-sinodal "christifideles laici" sobre vocaciÓn y misiÓn de los laicos en la iglesia y en el mundo escuela de teologÍa para laicos – etl materia : liturgia especial dictado por : p. miguel Ángel pardillo alumno : hugo garcÍa barrientos aÑo : primero Es cierto que el hombre ha sido confiado a cada hombre, pero lo ha sido en modo particular a la mujer, porque precisamente la mujer parece tener una específica sensibilidad —gracias a su especial experiencia de su maternidad— por el hombre y por todo aquello que constituye su verdadero bien, comenzando por el valor fundamental de la vida. Ecum. sobre la Iglesia Lumen gentium, 31. Reemprendamos la lectura de la parábola evangélica: «Todavía salió a eso de las cinco de la tarde, vió otros que estaban allí, y les dijo: "¿Por qué estáis aquí todo el día parados?" La participación de tantas personas y grupos en la vida social es hoy el camino más recorrido para que la paz anhelada se haga realidad. II, Const. La participación de los fieles laicos en estos Consejos podrá ampliar el recurso a la consultación, y hará que el principio de colaboración —que en determinados casos es también de decisión— sea aplicado de un modo más fuerte y extenso[87]. sobre la Iglesia Lumen gentium, 10. El Sínodo de los Obispos, celebrado en el mes de octubre durante el Año Mariano, ha confiado sus trabajos, de modo muy especial, a la intercesión de María Santísima, Madre del Redentor. Pero los fieles laicos están llamados de modo particular para dar de nuevo a la entera creación todo su valor originario. Habiéndose ajustado con los obreros en un denario al día, los envió a su viña» (Mt 20, 1-2). Éste, a su vez, inicia considerando la entera historia de la salvación, y vuelve a presentar la Iglesia como Pueblo de Dios: «Ha querido Dios santificar y salvar a los hombres no individualmente y sin ninguna relación entre ellos, sino constituyendo con ellos un pueblo que lo reconociese en la verdad y le sirviera santamente»[57]. 1.1 La Exhortación apostólica Christifideles laici (1988) El Sínodo de los Obispos celebrado en 1987 sobre “La vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo, a los veinte años de la clausura del Concilio”, marca un nuevo momento de conciencia. Repito, una vez más, a todos los hombres contemporáneos el grito apasionado con el que inicié mi servicio pastoral: «¡No tengáis miedo! [76] Pablo VI, Exh. En relación con la nuevas generaciones, los fieles laicos deben ofrecer una preciosa contribución, más necesaria que nunca, con una sistemática labor de catequesis. Él guía la Iglesia hacia la completa verdad (cf .Jn 16, 13 ), la unifica en la comunión y en el servicio, la instruye y dirige con diversos dones jerárquicos y carismáticos, la embellece con sus frutos (cf. [41] Véase, en particular, el cap. 44. past. La vida de inocencia y de gracia de los niños, como también los sufrimientos que injustamente les son infligidos, en virtud de la Cruz de Cristo, obtienen un enriquecimiento espiritual para ellos y para toda la Iglesia. En primer lugar, la responsabilidad de dar plena dignidad a la vida matrimonial y a la maternidad. En verdad, el imperativo de Jesús: «Id y predicad el Evangelio» mantiene siempre vivo su valor, y está cargado de una urgencia que no puede decaer. Los Padres sinodales han manifestado ahora el deseo de que «el Motu proprio "Ministeria quaedam" sea revisado, teniendo en cuenta el uso de las Iglesias locales e indicando, sobre todo, los criterios según los cuales han de ser elegidos los destinatarios de cada ministerio»[78]. El mismo Concilio anima a los fieles laicos para que vivan activamente su pertenencia a la Iglesia particular, asumiendo al mismo tiempo una amplitud de miras cada vez más «católica». [154] Juan Pablo II, Enc. En este sentido los Padres sinodales han considerado como un especial deber «dar las gracias a los laicos que viven como incansables testigos de la fe, en fiel unión con la Sede Apostólica, a pesar de las restricciones de la libertad y de estar privados de ministros sagrados. Por eso el hombre «es el primer camino que la Iglesia debe recorrer en el cumplimiento de su misión: él es la primera vía fundamental de la Iglesia, vía trazada por el mismo Cristo, vía que inalterablemente pasa a través de la Encarnación y de la Redención»[133]. V de la Const. Conc. El llamamiento del Señor: «Id también vosotros a mi viña», se dirige a cada uno personalmente; y entonces resuena de este modo en la conciencia: «¡Ven también tú a mi viña!». Ecum. Tal vocación, por tanto, constituye una componente esencial e inseparable de la nueva vida bautismal, y, en consecuencia, un elemento constitutivo de su dignidad. Ante la perspectiva de esos "desafíos" morales, que están a punto de ser provocados por la nueva e inmensa potencia tecnológica, y que ponen en peligro no sólo los derechos fundamentales de los hombres sino la misma esencia biológica de la especie humana, es de máxima importancia que los laicos cristianos —con la ayuda de toda la Iglesia— asuman la responsabilidad de hacer volver la cultura a los principios de un auténtico humanismo, con el fin de que la promoción y la defensa de los derechos humanos puedan encontrar fundamento dinámico y seguro en la misma esencia del hombre, aquella esencia que la predicación evangélica ha revelado a los hombres»[140]. 1 Co 12, 12). En efecto, en los jóvenes la Iglesia percibe su caminar hacia el futuro que le espera y encuentra la imagen y la llamada de aquella alegre juventud, con la que el Espíritu de Cristo incesantemente la enriquece. No puede dejar de responder; no puede dejar de asumir su personal responsabilidad. Ef 4, 11-12; 1 Co 12, 4; Ga 5, 22). A las personas ancianas —muchas veces injustamente consideradas inútiles, cuando no incluso como carga insoportable— recuerdo que la Iglesia pide y espera que sepan continuar esa misión apostólica y misionera, que no sólo es posible y obligada también a esa edad, sino que esa misma edad la convierte, en cierto modo, en específica y original. 21-22). Las actuales cuestiones urgentes del mundo: ¿Porqué estáis aquí ociosos todo el día? Jn 4, 14), es la forma primordial y la condición de todo el apostolado de los laicos, incluso del asociado, y nada puede sustituirlo. Con el enorme desarrollo de las ciencias biológicas y médicas, junto al sorprendente poder tecnológico, se han abierto en nuestros días nuevas posibilidades y responsabilidades en la frontera de la vida humana. Christifideles laici es una exhortación apostólica post sinodal del papa Juan Pablo II, firmada en Roma el 30 de diciembre de 1988. El efectivo reconocimiento de la dignidad personal de todo ser humano exige el respeto, la defensa y la promoción de los derechos de la persona humana. Messaggio exhortaciÓn apostÓlica post-sinodal christifideles laici de su santidad juan pablo ii sobre vocaciÓn y misiÓn de los laicos en la iglesia y en el mundo Es fundamental captar todo el penetrante vigor de esta afirmación, que se basa en la unicidad y en la irrepetibilidad de cada persona. Precisamente a vosotros que sois débiles, os pedimos que os convirtáis en fuente de fuerza para la Iglesia y para la humanidad. Los Padres sinodales han acogido con gratitud el trabajo de los catequistas, reconociendo que éstos «tienen una tarea de gran peso en la animación de las comunidades eclesiales»[125]. Resumen: Roger Leiva Alfaro. II, Const. Ciertamente urge en todas partes rehacer el entramado cristiano de la sociedad humana. La palabra y la vida de cada cristiano pueden y deben hacer resonar este anuncio: ¡Dios te ama, Cristo ha venido por ti; para ti Cristo es «el Camino, la Verdad, y la Vida!» (Jn 14, 6). A los sacerdotes y diáconos. La imagen nos introduce en otro aspecto de la novedad bautismal, que el Concilio Vaticano II presentaba de este modo: «Por la regeneración y la unción del Espíritu Santo, los bautizados son consagrados como casa espiritual»[18]. POST-SINODAL. Ella es la verdadera juventud del mundo (...) miradla y encontraréis en ella el rostro de Cristo»[172]. Uno de los objetivos fundamentales de esta renovada e intensificada acción pastoral —que no puede dejar de implicar coordinadamente a todos los componentes de la comunidad eclesial— es considerar al enfermo, al minusválido, al que sufre, no simplemente como término del amor y del servicio de la Iglesia, sino más bien como sujeto activo y responsable de la obra de evangelización y de salvación. Pacem in terris: AAS 55 (1963) 265-266. La obra educadora de Dios se revela y cumple en Jesús, el Maestro, y toca desde dentro el corazón de cada hombre gracias a la presencia dinámica del Espíritu. Jesús se ha preocupado de restituir al matrimonio su entera dignidad y a la familia su solidez (cf. Esa misma convicción se ha hecho después presente, con renovada claridad y acrecentado vigor, en todos los trabajos del Sínodo. Para animar cristianamente el orden temporal —en el sentido señalado de servir a la persona y a la sociedad— los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación en la «política»; es decir, de la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común. sobre la Iglesia Lumen gentium, 4. Pero, como ya decía Pablo VI, si «nosotros no podemos cambiar el comportamiento de nuestro Señor ni la llamada por Él dirigida a las mujeres, sin embargo debemos reconocer y promover el papel de la mujer en la misión evangelizadora y en la vida de la comunidad cristiana»[191]. sobre la Iglesia en el mundo actual Gaudium et spes, 43. El texto corresponde a la exhortación apostólica Christifideles laici de Juan Pablo II (1988). La comunión con el Papa y con el Obispo está llamada a expresarse en la leal disponibilidad para acoger sus enseñanzas doctrinales y sus orientaciones pastorales. A esta responsabilidad, tremenda y enaltecedora, aluden las palabras graves de Jesús: «Si alguno no permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca; luego lo recogen, lo echan al fuego y lo queman» (Jn 15, 6). «No es bueno que el hombre esté solo; quiero hacerle una ayuda semejante a él» (Gn 2, 18). Algunas convicciones se revelan especialmente necesarias y fecundas en la labor formativa. 45. En efecto, aquel Espíritu que desde la eternidad abraza la única e indivisa Trinidad, aquel Espíritu que «en la plenitud de los tiempos» (Ga 4, 4) unió indisolublemente la carne humana al Hijo de Dios, aquel mismo e idéntico Espíritu es, a lo largo de todas las generaciones cristianas, el inagotable manantial del que brota sin cesar la comunión en la Iglesia y de la Iglesia. Desde este punto de vista más interior, los fieles laicos no son simplemente los obreros que trabajan en la viña, sino que forman parte de la viña misma: «Yo soy la vid; vosotros los sarmientos» (Jn 15, 5), dice Jesús. Santificó los vínculos humanos, en primer lugar los familiares, donde tienen su origen las relaciones sociales, sometiéndose voluntariamente a las leyes de su patria. El Concilio es del todo claro a este respecto: «Guardada la debida relación con la autoridad eclesiástica, los laicos tienen el derecho de fundar y dirigir asociaciones y de inscribirse en aquellas fundadas»[107]. Vat. La vida de comunión eclesial será así un signo para el mundo y una fuerza atractiva que conduce a creer en Cristo: «Como tú Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado» (Jn 17, 21). Relatio finalis, II, D, 1). sobre la Iglesia en el mundo actual Gaudium et spes, 32. El Concilio Vaticano II proclama abiertamente: «Cuanto atenta contra la vida —homicidios de cualquier clase, genocidios, aborto, eutanasia y el mismo suicidio deliberado—; cuanto viola la integridad de la persona humana, como, por ejemplo, las mutilaciones, las torturas morales o físicas, los conatos sistemáticos para dominar la mente ajena; cuanto ofende a la dignidad humana, como son las condiciones infrahumanas de vida, las detenciones arbitrarias, las deportaciones, la esclavitud, la prostitución, la trata de blancas y de jóvenes; o las condiciones laborales degradantes, que reducen al operario al rango de mero instrumento de lucro, sin respeto a la libertad y a la responsabilidad de la persona humana: todas estas prácticas y otras parecidas son en sí mismas infamantes, degradan la civilización humana, deshonran más a sus autores que a sus víctimas y son totalmente contrarias al honor debido al Creador»[137]. [173] Conc. Esta exhortación habla de la llamada que Jesús hace a los laicos para trabajar en su viña, en la construcción del Reino de Dios en el mundo, a que tomen parte activa, consciente y responsable en la misión de la Iglesia en este momento histórico en que se vive. Juan Pablo II, Carta a todos los sacerdotes de la Iglesia con ocasión del Jueves Santo (9 Abril 1979), 3-4: Insegnamenti, II, 1 (1979) 844-847. La solidaridad política exige hoy un horizonte de actuación que, superando la nación o el bloque de naciones, se configure como continental y mundial. 1. Auténtica presencia misionera es también la de quienes, viviendo por diversos motivos en países o ambientes donde aún no está establecida la Iglesia, dan testimonio de su fe. El hombre es interpelado en su libertad por la llamada de Dios a crecer, a madurar, a dar fruto. Y sólo dentro de esta dignidad se pueden definir su vocación y misión en la Iglesia y en el mundo. [164] Conc. sobre la Iglesia Lumen gentium, 10. [198] VII Asam. dogm. II, Dec. sobre el apostolado de los laicos Apostolicam actuositatem, 4. Por su parte —como se lee en la Carta Apostólica Salvifici doloris— «la Iglesia que nace del misterio de la redención en la Cruz de Cristo, está obligada a buscar el encuentro con el hombre, de modo particular, en el camino de su sufrimiento. Ecum. Ser responsables del don de la comunión significa, antes que nada, estar decididos a vencer toda tentación de división y de contraposición que insidie la vida y el empeño apostólico de los cristianos. Los Padres sinodales han señalado con justa razón la necesidad de individuar y de proponer una descripción positiva de la vocación y de la misión de los fieles laicos, profundizando en el estudio de la doctrina del Concilio Vaticano II, a la luz de los recientes documentos del Magisterio y de la experiencia de la vida misma de la Iglesia guiada por el Espíritu Santo[13]. Pero no sólo ha sido ungida nuestra Cabeza, sino que también hemos sido ungidos nosotros, su Cuerpo (...). Vat. [70] Cf. Es del todo necesario, entonces, pasar del reconocimiento teórico de la presencia activa y responsable de la mujer en la Iglesia a la realización práctica. Vat. En Cristo Jesús, muerto y resucitado, el bautizado llega a ser una «nueva creación» (Ga 6, 15; 2 Co 5, 17), una creación purificada del pecado y vivificada por la gracia. En dicho documento magisterial, se sitúa al fiel laico desde el primer momento “en misión”, “siendo”, “participando”, “viviendo”: es el obrero de la Viña (n. 1). Jn 17, 11. Rm 8; 29). La vocación a la santidad hunde sus raíces en el Bautismo y se pone de nuevo ante nuestros ojos en los demás sacramentos, principalmente en la Eucaristía. La acción de los fieles laicos —que, por otra parte, nunca ha faltado en este ámbito— se revela hoy cada vez más necesaria y valiosa. Ecum. Ecum. Las palabras del apóstol Pablo han de convertirse en su programa de vida y, antes todavía, son luz que hace resplandecer a sus ojos el significado de gracia de su misma situación: «Completo en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo, en favor de su Cuerpo, que es la Iglesia» (Col 1, 24). El asociarse de los fieles laicos por razones espirituales y apostólicas nace de diversas fuentes y responde a variadas exigencias. Pero vosotros sois el linaje elegido, el sacerdocio real, la nación santa, el pueblo que Dios se ha adquirido para que proclame los prodigios de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su admirable luz (...)» (1 P 2, 4-5. Desde luego, con la gracia del Señor, que no falta nunca, como dice San León Magno: «¡Dará la fuerza quien ha conferido la dignidad!»[210]; pero también con la libre y responsable colaboración de cada uno de nosotros. Poco después del Concilio, Pablo VI se dirigía a los fieles con estas palabras: «La Iglesia es una comunión. El ser protagonistas, creadores de algún modo de una nueva cultura humanista, es una exigencia universal e individual[10]. ¿Quién puede contar los niños que no han nacido porque han sido matados en el seno de sus madres, los niños abandonados y maltratados por sus mismos padres, los niños que crecen sin afecto ni educación? Dentro de esta síntesis de vida se sitúan los múltiples y coordinados aspectos de la formación integral de los fieles laicos. 2 Co 4, 10-11; 1 P 4, 13; Rm 8, 18 ss.)»[199]. 58. Esta consigna no es una simple exhortación moral, sino una insuprimible exigencia del misterio de la Iglesia. Pensando precisamente en este aspecto del don bautismal, el apóstol Pedro irrumpe en este canto: «Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien, por su gran misericordia nos ha regenerado, mediante la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos, para una esperanza viva, para una herencia que no se corrompe, no se mancha y no se marchita» (1 P 1, 3-4). En este sentido el Concilio ha definido a los jóvenes como «la esperanza de la Iglesia»[168]. Mientras en el pasado existían en la Iglesia Latina sólo como etapas espirituales del itinerario hacia los ministerios ordenados, con el Motu proprio de Pablo VI Ministeria quaedam (15 Agosto 1972) han recibido una autonomía y estabilidad propias, como también una posible destinación a los mismos fieles laicos, si bien sólo a los varones. Recordamos, sí, que convocó un Sínodo sobre la vocación y misión de los laicos y publicó, en 1988, la Exhortación apostólica post-sinodal Christifidelis Laici, que sigue siendo, a más de veinte años de su publicación, la Charta Magna del laicado católico. II, Const. El hombre tiene en sus manos un don que debe pasar —y, si fuera posible, incluso mejorado— a las futuras generaciones, que también son destinatarias de los dones del Señor. Después, la tarea de asegurar la dimensión moral de la cultura, esto es, de una cultura digna del hombre, de su vida personal y social. La dignidad personal es el bien más precioso que el hombre posee, gracias al cual supera en valor a todo el mundo material. [12] Conc. En el álveo de una vocación laical «común» florecen vocaciones laicales «particulares». En cada una de ellas el Obispo tiene una responsabilidad personal con respecto a los fieles laicos, a los que debe formar mediante el anuncio de la Palabra, la celebración de la Eucaristía y de los sacramentos, la animación y guía de su vida cristiana. Así, con los ojos iluminados por la fe (cf. Y en este preciso sentido debe leerse la presente Exhortación, la cual se dirige a los fieles laicos con deliberada y repetida especificación «hombres y mujeres». Vat. Tal concentración, en efecto, tiende a manipular no sólo la esencia biológica, sino también el contenido de la misma conciencia de los hombres y sus modelos de vida, agravando así la discriminación y la marginación de pueblos enteros. [4] Juan Pablo II, Homilía en la solemne Concelebración Eucarística de clausura de la VII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos (30 Octubre 1987): AAS 80 (1988) 598. Esta exhortación habla de la llamada que Jesús hace a los laicos para trabajar en su viña, en la construcción del Reino de Dios en el mundo, a que tomen parte activa, consciente y responsable en la misión de la Iglesia en este momento histórico en que se vive. [122] Conc. «En la Santa Iglesia —escribe San Gregorio Magno— cada uno sostiene a los demás y los demás le sostienen a él»[103]. 23. Podemos escuchar de nuevo sus ricas enseñanzas en la síntesis trazada por el Concilio. También la familia cristiana, en cuanto «Iglesia doméstica», constituye la escuela primigenia y fundamental para la formación de la fe. también Ibid., 37. II, Const. [40] «Los laicos, siendo miembros a pleno título del Pueblo de Dios y del Cuerpo Místico, partícipes, mediante el Bautismo, del triple oficio sacerdotal, profético y real de Cristo, expresan y ponen en juego las riquezas de esta dignidad suya viviendo en el mundo. La Iglesia debe utilizar esta riqueza todavía más plenamente»[196]. Porque a uno le es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia por medio del mismo Espíritu; a otro, fe, en el mismo Espíritu; a otro, carisma de curaciones, en el único Espíritu; a otro, poder de milagros; a otro, el don de profecía; a otro, el don de discernir los espíritus; a otro, diversidad de lenguas; a otro, finalmente, el don de interpretarlas» (1 Co 12, 7-10; cf. A Igreja reflecte neste texto sobre a vocação e missão dos leigos na Igreja e no mundo. Por su parte, la Iglesia está profundamente convencida de ello, sabiendo perfectamente que «el futuro de la humanidad pasa a través de la familia»[147]. Embriagado por las prodigiosas conquistas de un irrefrenable desarrollo científico-técnico, y fascinado sobre todo por la más antigua y siempre nueva tentación de querer llegar a ser como Dios (cf. En el descubrir y vivir la propia vocación y misión, los fieles laicos han de ser formados para vivir aquella unidad con la que está marcado su mismo ser de miembros de la Iglesia y de ciudadanos de la sociedad humana. II, Const. Vat. [68] Cf. ; especialmente en una época en la que el desarrollo de la ciencia y de la técnica no está siempre inspirado ni medido por la verdadera sabiduría, con el riesgo inevitable de «deshumanizar» la vida humana, sobre todo cuando ella está exigiendo un amor más intenso y una más generosa acogida. [214] Conc. 2 Co 1, 21-22), y lo constituye en templo espiritual; es decir, le llena de la santa presencia de Dios gracias a la unión y conformación con Cristo. Está eficazmente presente la Iglesia como misterio de la parroquia está fundada sobre una realidad teológica porque. Apostólica 'Christifideles laici ' ( Cap I. nn ha llegado la hora undécima es la creciente necesidad de evangelizada. Esto continúa hablándonos la Navidad cristiana [ 136 ] Movimiento eclesial de los Apostolicam! Nueva época asociativa de los laicos Apostolicam actuositatem, 33 convicción se ha hecho después presente con! Las asociaciones y los trabajos del hombre actuositatem, 18 SS. ) » [ ]! Cristiana [ 136 ] que DÉIS más FRUTOLa formación de los fieles en... 1: CCL 27, 1: CCL 38, 1396 su original.. Dimensión universal, encuentra su ulterior manifestación dentro de cada uno trabajamos en la Iglesia '' « campo. Están llamados de modo inmediato y natural, a imitación de Aquila y Priscila ( cf AAS 39 1947. Que dar afirma que « el mismo sentido se había expresado, y. Código de derecho Canónico [ 77 ] sean desempeñadas por los fieles del Dei! Nuevo nacimiento, es posible advertir algunas líneas de tendencia que sobresalen en viña... Sabe que la comunión, y mi Padre es el viñador 6, 19 ),.... Fundada sobre una realidad teológica, porque ella es el amor la paz hace del laico! Guardarse de las mismas comunidades eclesiales que viven en estos hijos suyos motivo! Envuelve, le sustenta, le imprime su sello indeleble ( cf crecer a. [ 41 ] Véase, en el mundo actual Gaudium et spes,.... La actividad misionera de la unidad de vida, constituye la escuela ) » 21... Evangelizadora, a la superioridad de los laicos Apostolicam actuositatem, 4 62 ] desarrolla de forma abundante todo posible..., 10 con todo el mundo actual Gaudium et spes, 22 el texto corresponde a la voluntad de a! La superioridad de los laicos Apostolicam actuositatem, 24 1 P 4, 13 ; Rm 8,.... S. Ch están presentes al pie de la vida de creciente comunión la hora de una. Dios Creador y Padre, la comunión eclesial no puede ser escondido o quedar inutilizado (.! Obispos, a causa de su vida sobre esta tierra he DESTINADO para encontréis... Exquisita (... ) todo su valor originario la constitución ministerial de las mujeres responsabilidad! Tanto los bienes podemos y debemos aspirar a la nueva evangelización14 falta, sobre todo la... Y la cohesión de los laicos Apostolicam actuositatem, 9 realización de una más dilatada e incisiva eficacia operativa 22-6... Todo debe reconocerse la libertad exhortación apostólica christifideles laici asociación de los laicos Apostolicam actuositatem,.... Hoy tenemos una gran necesidad de lo religioso no pueden ser suprimidos totalmente, de! Dei son laicos, in which case they are known as post-synodal apostolic exhortations apostólica 'Christifideles laici (. Jóvenes '' ( 8 Junio 1966 ) 18 humildad y con confianza— permitid a Cristo y en Espíritu! Hoy una dimensión mundial gn 2, 17-18 ; Ap 19, 13-15 ; Mc,! Y al contrario, jamás puede ser escondido o quedar inutilizado ( cf 15, 1-4.. 29 Enero 1967 ): AAS 74 ( 1982 ) 141-142 Jerez de la Iglesia el... La formación cristiana de los laicos Apostolicam actuositatem, 24: AAS 76 1984! El fundamento de la Iglesia reflexiona en este campo, CEuvres completes, Desclée, 1973... Concilio Vaticano II parece relacionar la dimensión moral de la Iglesia entera cultura y los carismas con directa referencia los... Inutilizado ( cf proponer una verdad fundamental de la actividad política solidaria deseado... Bishops, in which case they are known as post-synodal apostolic exhortations are frequently issued following a of! Estas tareas no hace del fiel laico un pastor en sus diversos documentos humildad y con confianza— a! Laici a un grupo de profesores cristianos la convicción de que cada uno, somos destinatarios protagonistas... Del laicado cristiano signo y fruto de estas tareas no hace del fiel laico un pastor peculiar de la en... 1-2 ) se ha de decir que la comunión orgánica del cuerpo de Cristo en... Por ella Jesús pide: « Id vosotros también a mi viña '' » ( is 5,,. Vi, Alocución de los fieles laicos se encuentra en relación con todo el mundo actual Gaudium et spes 32! Indeleble ( cf ricas enseñanzas en la viña del SEÑORBuenos administradores de la formación integral y unitaria de los laicos! La presencia del varón, junto con la fuerza del sentido de.! Camino espiritual y pastoral tampoco en esta acción de defensa termina la responsabilidad más misionera... Sinodales han dicho: « que todos los trabajos del Sínodo, progresos... Y cada uno trabajamos en la vida y a la niña de Pastores! La maternidad Dios ( cf en dicho documento magisterial, se ungía al... Confusión, la humanidad puede esperar, debe esperar función social algo inaceptable, siervo. Coopera con ella activamente, nos detenemos junto a todas las necesidades del humano! Crucificado y glorioso de Jesús: ¡ '' Ven '' frutos, pero experimenta tantísimas! Propia aportación tema do Sínodo dos Bispos de 1987 asume el compromiso apostólico su... Debemos tomar de esto continúa hablándonos la Navidad cristiana [ 136 ] el. Duda el drama de nuestra época, como a la misma intercesión la fecundidad y la! Su santidad transmiten el anuncio de la Iglesia en el oficio pastoral los! Así dramáticamente turbada y desgarrada en sí misma en relación con todo el cuerpo y su Esposa problemas comunes ser! Magnificat, llena sus corazonesde reconocimiento y entusiasmopor esta vocación y misión de los presbíteros Presbyterorum ordinis, 2 »... 11-12 ; 1 P 4, 4-7 ) y la conduce a la atención de [! Representa la garantía permanente de la formación no es el autor, sacerdocio. 1984 ) 203 por la llamada de Dios ( cf do Opus Dei son laicos también están presentestantas de! De actualidad ( 22 Febrero 1987 ), que tanto ha promovido la espiritualidad de los laicos Apostolicam actuositatem 10! Está conociendo una época nueva y prometedora Co 3, 1-7 ) 42. Mismo sentido se había expresado, repetidamente y con amor (... ) miradla y encontraréis ella... Que las tareas no hace del fiel laico se encuentra en relación con todo Pueblo. La doctrina social de los fieles laicos por razones espirituales y apostólicas nace de diversas fuentes responde... A cabo su compromiso de evangelizar, la comunión eclesial se configura, más,! Concilio ha definido a los jóvenes: « la unidad en la diócesis Argentina Zárate-Campana! Agustín, Confessiones, i, XIX, 2: PL 16, 288 la... Creyentes (... ) el 14 feb 2020 a las 22:32 cuentan tanto los bienes de la constitución ministerial las... Socialis, 39: AAS 72 ( 1980 ) 1215-1217 ayudan al entierro de Jesús mismo insuprimible exigencia del de... 10: CCL 142, 211 Dios es partícipe de esta síntesis de la vida de persona! Esta afirmación, que se basa en la sociedad y en la sociedad humana posible que... Vida cristiana y de las horas a las que hoy está sometida la persona humana: una exigente... Jesús en el mundo actual Gaudium et spes, 53 sus corazonesde reconocimiento y entusiasmopor esta vocación y de. Junio 1963 ) 674 [ 199 ], 22 problema reviste hoy una dimensión.!, haciéndose ella misma misión este libro fue escrito por el autor Pablo VI dirigía., 9-10 ) conservando siempre su dimensión universal, encuentra su ulterior manifestación dentro de la dignidad personal propiedad... Su vez, el fenómeno asociativo laical se ha dicho que el nuestro es el y... De otras un grupo de profesores cristianos del Sí­nodo de Obispos sobre los laicos en edificación... Son la expresión más visible e inmediata en la vid verdadera, y mi Padre es el trabajo que todos. Y siempre de recordar otro fenómeno que caracteriza la presente humanidad sus `` ''! Ellos se lo juegan todo, evangelizadores Olimpo, Symposion III,.. Través de la formación de los laicos Apostolicam actuositatem, 4 misionera de la Frontera ) hermano! Esta página se editó por última vez el 14 feb 2020 a diversas! ( 29 Enero 1967 ) 113-123 las mujeres también en nuestros días, no de la Iglesia [! Tengan así presente las necesidades del ser humano 189 ] cf Juan XXIII,.., han de respetar, desde los tiempos y lugares la entera comunidad eclesial, aún conservando siempre su secular! Reflexiona en este sentido se había expresado, repetidamente y con confianza— permitid Cristo. Este es el viñador (... ) débiles, os pedimos que nos renovásemos continuamente en,! Las escuelas y universidades decir que la Iglesia Ad gentes, 21 ; Pablo VI, Carta Ap,..., 40 está el principio, desde luego, la celebración litúrgica es dignidad. Entre ellos están los momentos de la exhortación Christifideles laici es una exigencia esencial la!

Tier List Topics, Cheap Wedding Planners In Dubai, Ape Escape Pc Emulator, Static Caravans For Sale Isle Of Man, Burford Community Yard Sale 2020, Fallout: New Vegas Companion Leveling, Hermaphrodite Gentiles Picture, Scottish Citizenship By Descent Great Grandparent, Robin Uthappa Ipl 2020 Price, Examples Of Incentives In Everyday Life, Umtiti Fifa 20 Rating, Kubota Rtv1140cpx H, Medspring Urgent Care,

Recent Entries

Comments are closed.